Se llama Al Madam y está en los Emiratos Árabes Unidos. A unos 60 kilómetros de Dubái y en medio del desierto se encuentra una ciudad abandonada, Casi tragada por las arenas, se ha convertido en un destino turístico.

Informa ABC que la ciudad fue construida entre los años 1970 y 1980 y fue habitada por la tribu Al Kutbi, pero se desconoce por qué fue abandonada.

Aunque la creencia popular apunta a que fue un djinn o criatura sobrenatural la responsable del abandono del pueblo, lo más plausible es que fuera sencillamente un asunto meramente ambiental: las frecuentes tormentas de arena harían difícil la vida en el pueblo y de ahí que se fuera paulatinamente abandonando.

Ahora se ha puesto de moda visitarlo entre los turistas, que suelen optar por alquilar un coche en Dubái o Sharjah, a 50 km, para acercarse al pueblo. Uno de sus atractivos es que las casas están abiertas (incluso en algunas no hay puerta) y se puede acceder a ellas.