Si quieres viajar a la ciudad donde se encuentra el puente más bonito del mundo tienes que visitar Lisboa. Eso es al menos lo que nos aseguran desde European Best Destination, organización de viajes creada para promover y desarrollar la cultura y el turismo en Europa. El puente en cuestión no es otro que el espectacular Puente 25 de abril de Lisboa.

Se trata de una estructura convertida ya en todo un icono de la capital portuguesa, junto al los 17 kilómetros del Puente Vasco da Gama, de 17 km, que atraviesa el río Tajo de Montijo a Sacavém.

El Puente 25 de abril es más modesto en sus dimensiones, solo 2 kilómetros de brillante acero, pero su significado es grande, y es que estamos hablando de historia viva de Portugal, algo que los lisboetas saben muy bien.

Un puente con mucha historia

El Puente 25 de abril fue inaugurado oficialmente en el año 1960 por el dictador António de Oliveira Salazar en 1960, de ahí que su primera denominación fuera la de Puente de Salazar. Fue a raíz de la Revolución del 25 de abril de 1974, “la revolución de los claveles”, cuando cambiaría a su nombre actual.

Es muy frecuente que, por su parecido y sobre todo por su color, el Puente del 25 de abril sea comparado con el famoso e igualmente bonito Golden Gate de San Francisco. Esto no es un hecho casual, pues la empresa creadora del famoso puente rojo que cruza la Bahía de San Francisco es la misma que se encargó de construir este puente en Lisboa.

De modo que ya lo sabes: además de todas las cosas bellas e interesantes que hay en Lisboa a partir de ahora cuenta también con el puente más bonito del mundo. Ya lo sospechábamos, solo que ahora ya es oficial.