EUROPA PRESS

  • Según una selección del periódico británico ‘The Guardian’.
  • La T4 es «un raro logro: un aeropuerto del que no estás desesperado por escapar».

Aeropuerto de Barajas

El periódico británico The Guardian ha seleccionado a la Terminal 4 (T4) del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas como una de las 25 mejores obras de la arquitectura del siglo XXI.

El crítico de arquitectura del rotativo británico, Oliver Wainwright, destaca en su artículo que la T4, finalizada en 2006 de la mano de los arquitectos Richard Rogers y Estudio Lamela, constituye «un raro logro: un aeropuerto del que no estás desesperado por escapar».

The Guardian sitúa a la T4 en el puesto 18 de su clasificación, liderada por la Tate Modern de Londres, firmada por los suizos Herzog & de Meuron, el Grand Parc en Burdeos (Francia), obra de los franceses Lacaton & Vassal y la reforma de los Neus Museum en Berlín (Alemania) del británico David Chipperfield.

Sobre la T4 de Barajas, Wainwright destaca que «desde su techo de bambú suavemente ondulado pasando por un bosque de columnas que se ramifica siguiendo los colores del arco iris hasta las grandes aberturas circulares, que llevan la luz del día a sus niveles más bajos, proporciona un suave bálsamo relajante para el estrés de los viajeros internacionales».

«Diseñada por Estudio Lamela tiene una calidad relajante que resulta difícil de transmitir en fotografías. Desde la suave acústica hasta la misericordiosa falta de iluminación fluorescente«, añade el artículo de The Guardian.

La T4 está definida por tres edificios; en primer lugar, un aparcamiento de vehículos de 310.000 metros cuadrados, con capacidad para 9.000 plazas, y a este se suma un Edificio Terminal de 470.000 metros cuadrados para los vuelos nacionales y Schengen por el que se distribuyen 175 mostradores de facturación y 38 posiciones de contacto de aeronaves.

Separado de la Terminal unos 2 kilómetros, el Edificio Satélite alberga todos los vuelos internacionales y no Schengen de la nueva terminal. Tiene casi 300.000 metros cuadrados y 26 plazas de estacionamiento de aeronaves. Junto a la T1, T2 y T3 es capaz de gestionar el movimiento de 70 millones de pasajeros al año.

En Estudio Lamela se muestran satisfechos por el reconocimiento. «Que la T4 forme parte de este ranking supone la reafirmación de que la buena arquitectura tiene sentido si es capaz de mejorar la vida de las personas. Esto es uno de los grandes planteamientos que nos guiaron en su día en esta obra: dar tranquilidad y sosiego en espacios tradicionalmente asociados, como los aeropuertos, al ruido y el estrés», cuenta su presidente, Carlos Lamela.