Moscú ha inaugurado Isla de Sueños, el mayor parque de diversiones cubierto de Europa. Se trata de un complejo de ocio que incluye un parque temático con 27 atracciones, un centro comercial con techos de cristal, un parque natural de 44 hectáreas y un atracadero de lanchas con un club náutico infantil.

En su totalidad, el complejo -ubicado al sur de la ciudad, justo a la orilla del río Moscova- se extiende por 100 hectáreas, el equivalente a 140 campos de fútbol, y las instalaciones cubiertas abarcan un área de 300.000 metros cuadrados, entre el parque de diversiones y el centro comercial. Para acceder al parque de diversiones hay que cruzar toda una pequeña ciudad bajo inmensas cúpulas de cristal que crean la ilusión de estar a cielo abierto.

Mientras, se camina por sus cuatro calles principales, que aluden a Moscú, Barcelona, Londres y Roma. Entre las 120 fachadas de las ‘casas’ que se encuentran en estas ciudades destacan una copia en miniatura de La Pedrera de Gaudí y el Coliseo de Roma.

La plaza central está cubierta por la mayor cúpula de cristal de Europa, con más de 8.600 metros cuadrados de ventanales a una altura de 35 metros. Este parque moscovita, el primero de su tipo en Rusia, se concibió como cubierto debido a las condiciones climáticas de Moscú.

El parque de atracciones está dividido en nueve zonas temáticas, cuatro de las cuales corresponden a personajes extranjeros y cinco a dibujos animados rusos. Los visitantes podrán encontrarse aquí con personajes conocidos mundialmente como las Tortugas Ninja, los monstruos de Hotel Transilvania, los pequeños y siempre alegres Pitufos o Hello Kitty.

Además, se darán cita con los personajes de La Reina de las Nieves, con una jungla que lleva a Mowgli a un mundo de dinosaurios, visitarán una aldea de fábulas en la que habitan Buratino (el análogo ruso de Pinocho) y papa Carlo (Gepetto), o volarán en vehículos virtuales, entre muchas otras opciones recreativas. Entre las atracciones hay además juegos virtuales, además de las tradicionales montañas rusas y carruseles.

Los organizadores esperan que el parque de atracciones pueda recibir hasta siete millones y medio de visitantes anuales, mientras que todo el complejo podría recibir hasta 50 millones de visitantes cada año.