Los hoteles han repetido estos días su decisión de no abrir en fase 1 pese a que se permita el alojamiento en este tipo de establecimientos si se encuentran en la misma provincia del cliente que lo solicite.

El Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), junto a la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), tiene desde esta semana disponible el documento con las pautas concretas para la reapertura del sector alojativo. Y la gran duda que asalta a cualquiera es qué ocurrirá si mientras uno está alojado en un hotel se detecta un positivo por coronavirus.

El texto está basado en la guía ‘Medidas para la reducción del contagio por el coronavirus SARSCoV-2′, publicada por el Ministerio de Sanidad y elaborada por el Instituto de Calidad Turística (ICTE), y la ‘Guía HOSBEC para la reapertura post Covid-19 en alojamientos turísticos’, elaborado por la Asociación Empresarial Hotelera de Benidorm y la Costa Blanca.

De cara a la desescalada en la fase 1 del desconfinamiento y con la mirada puesta en que el sector pueda ir preparando su reapertura, se ha facilitado un ‘checklist’ a modo de resumen de la guía única que engloba todas las medidas que se deben tomar para aportar la mayor seguridad, garantía y confianza en los clientes y en los trabajadores. El texto incluye también las obligaciones publicadas en el BOE para la fase 1 y las recomendaciones del protocolo general.

En ellas se establece que al cliente se le podrá solicitar su aislamiento en la habitación (el hotel no tendrá potestad para retenerle contra su voluntad) hasta recibir instrucciones por parte de los servicios sanitarios. También facilitar atención sanitaria (telefónica o presencial) en la habitación, en coordinación con los guías si procede.

Durante este proceso, el hotel tendrá que asegurar que existe una valoración médica respecto al posible caso, facilitar al contagiado termómetro corporal, medicación… así como comunicar a todos los departamentos del hotel o alojamiento turístico la situación de aislamiento de la habitación para que se apliquen los protocolos de actuación.

Hasta que no se produzca un resultado negativo, el afectado deberá cumplir una normas específicas, que, además del confinamiento, incluyen el uso de mascarillas quirúrgicas en presencia de otras personas en la habitación.

También se establece la posibilidad de trasladar al contagiado a un centro hospitalario o domicilio particular en las condiciones de seguridad.

Tras su estancia, se bloqueará la habitación durante al menos una semana y se aplicará el protocolo específico de limpieza de habitación.

Lo que no se especifica es qué ocurrirá con el resto de clientes del hotel. Hay que recordar que al inicio de la crisis del coronavirus en España hasta mil personas quedaron en cuarentena en el hotel Costa Adeje Palace de Tenerife donde se alojaba un médico italiano con coronavirus.