20MINUTOS.ES

  • Los cruceros contaminan y mucho, pero una naviera ofrece tours sostenibles para cruceros.
  • En Palma, en 2017, los cruceros emitieron casi 10 veces más dióxido de azufre que todos sus coches.

Crucero pasando junto a la Plaza San Marcos de Venecia, Italia

La compañía de cruceros Royal Caribbean Cruises ha anunciado que ya puede ofrecer a sus clientes y están disponibles para su reserva un total de 1.400 itinerarios sostenibles por el Caribe y el Mediterráneo. ¿Puede calificarse de sostenible el itinerario de un crucero cuando contaminan más que todos los coches de Europa?

Carnival Corporation emitió en 2017 casi 10 veces más dióxido de azufre (SOX) alrededor de las costas europeas que el total de los 260 millones de coches de Europa y Royal Caribbean Cruises lo superó en cuatro veces. Lo asegura un informe de Transport & Environment (T&E), una organización no gubernamental que trabaja desde hace 30 años promoviendo el transporte sostenible en Europa, dado a conocer este pasado verano.

Estas conclusiones ya fueron contestadas por la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), que aprovechó para reivindicar el «compromiso de toda la industria con la sostenibilidad». Y eso piensa Royal Caribbean Cruises al anunciar sus itinerarios sostenibles.

Ofrecidos por operadores turísticos con certificación sostenible, estos tours especiales están disponibles en todas marcas que forman parte de Royal Caribbean Cruises. Incorporan experiencias únicas en todo el mundo, desde navegar en kayak a lo largo de la costa oeste de Mallorca o recorrer un cenote en Cozumel hasta visitar las vendimias en Pizzorno Winery en Montevideo, Uruguay.

La iniciativa comenzó como parte del objetivo 2020 de la compañía con World Wildlife Fund (WWF) para ofrecer a los pasajeros 1.000 tours gestionados por operadores turísticos con certificación sostenible, según la norma Global Sustainable Tourism Council (GSTC) creada por las Naciones Unidas.

Puede que las actividades que hacen los cruceristas puedan ser sostenibles, pero los cruceros contaminan. Según Transport & Environment, las emisiones de dióxido de azufre de estos barcos forman aerosoles de sulfato (SO4) que aumentan los riesgos para la salud humana y contribuyen a la acidificación del medio ambiente terrestre y acuático.

Según el informe, en términos absolutos, España, Italia y Grecia son los países europeos más expuestos a la contaminación por dióxido de azufre generada por los cruceros. En Europa les siguen de cerca por Francia y Noruega.

En cuanto a las ciudades, Barcelona, Palma de Mallorca y Venecia son, por ese orden, las ciudades portuarias europeas más afectadas, seguidas por Civitavecchia (Roma) y Southampton. En concreto, los cruceros que llegaron a Palma en 2017 emitieron casi 10 veces más dióxido de azufre que todos los coches de la ciudad. En el caso de Ibiza, esta misma ratio alcanzó el valor de 7,36.